Era Dorada : Antiguas Publicaciones
Las nuevas publicaciones se encuentran en Canalizaciones Misterios Nueva Energía (click)

domingo, 22 de marzo de 2009

La Física Cuántica y La Riqueza


 "Hay dos formas de ver la vida. Una es pensar que los milagros no existen, otra es saber que todo es un Milagro..." 
Por Joe Vitale 

Cuando eliges tus pensamientos eliges tus resultados. (Imelda Sanklin) 
Como sucede todo en tu mundo. 


Física Cuántica: La primera clave para encontrar tu camino es saber de que estás hecho tú y el mundo.

Ya te debes estar preguntando que tiene que ver la Física Cuántica con la riqueza y la felicidad. Pues bien, es mejor que lo creas ¡porque tiene todo para estar relacionada! ¿Cómo puedes construir una casa si no sabes de que está hecha y cómo se construye?

La Física Cuántica comienza a explicar cómo sucede todo en tu mundo.
Tú estás capacitado para manipular directamente todo tu mundo físico pero puede ser que no te des cuenta de ello. Tu falta de conciencia acerca de cómo la materia física se manifiesta y el papel que tú juegas en este proceso, hace que tu vida aparezca como un evento que está fuera de tu control.

A ti te puede parecer que eres víctima de las circunstancias cuando en realidad tú eres la causa de esas circunstancias incluyendo el hecho de que puedas estar experimentando la riqueza ó la carencia de la riqueza.

La Física Cuántica es el primer paso de un increíble despertar que estás a punto de iniciar. No sólo vas a entender de que está construido todo lo que te rodea sino que también vas a comprender cómo tus creencias y pensamientos crean la materia, cómo cosechas lo que siembras e incluso cómo es que “antes de que lo pidas ya se te ha concedido”. Esto es ¡por fin! La forma en que la ciencia se está poniendo al día con la espiritualidad y el sentido común ¡y al mismo tiempo los está explicando! Piensa: cuando alguien te dice que cualquier cosa es posible con la condición de que creas que es así, ¿No es acaso más probable que lo creas si sabes científicamente, paso a paso, como hacerlo y que como consecuencia de ello el universo cambie y produzca lo que estás creyendo?

Uno de los beneficios de entender los conceptos básicos de la Física Cuántica (y solamente lo básico es lo que necesitas entender) es poder ver finalmente en forma clara, entre otras cosas, cómo funcionan nociones tan fuertes como la fe y el pensamiento correcto. El ver y entender este conocimiento te permite tener confianza total, eliminar dudas, crear tu realidad conciente, bella y poderosamente y, de muchas maneras, volverte mas lzpoderoso.

La Física Cuántica te muestra también como estamos todos conectados, cómo todos somos Un solo Ser que perpetúa la ilusión de seres individuales separados También te da un atisbo de como interactúan y se conectan la Materia con el Espíritu y la Mente con la Materia.
 
Un feliz bolsillo lleno de dinero. La realidad, la creación y cómo somos co-creadores con Dios. 

Al final de este capítulo y en los siguientes cuatro capítulos, te vas a sorprender de cuanto poder tienes, de cuan increíble es el Universo y que fácil es crear cualquier desenlace que tu elijas.

Pero primero, ¿Que es la Física Cuántica ? 

Es el estudio de los bloques básicos en que está construido el Universo. Por ejemplo, tu cuerpo está constituido por células. Las células a su vez, están hechas de moléculas la cuales están compuestas por átomos que a su vez están hechos de partículas subatómicas tales como los electrones. Este es el mundo de la Física Cuántica.
Todo está hecho de “grandes grupos” de partículas subatómicas. Tu cuerpo, un árbol, los pensamientos, un vehículo, un planeta, la luz y todo lo demás son “concentraciones” de energía.
Todos ellos son grandes conjuntos de aproximadamente las mismas partículas subatómicas. La única diferencia está en la manera en que estas partículas se agrupan en bloques cada vez mayores. La clave para re-crearte a ti mismo y al mundo que te rodea es saber como funcionan.

Para hablar correctamente, una partícula subatómica no es en realidad una partícula en el sentido en que un grano de arena lo es. Mientras que los átomos y grandes partículas son objetos, o cosas, las partículas subatómicas no son objetos de ese tipo. Son “probabilidades” de existencia y al mismo tiempo “existencias múltiples”. También son ondas y partículas al mismo tiempo. 

La Física Cuántica se pregunta que son estas partículas subatómicas y cómo actúan.

Bueno, las partículas subatómicas son paquetes de energía también llamados quanta. Todo en el universo está hecho de energía y esos paquetes se comportan ¡de la manera más increíble! ¡Están bajo nuestras órdenes! La razón por la cual se podrían agrupar en forma de un barco de lujo, por ejemplo, está en nuestro pensamiento individual y colectivo. ¿Comienzas a ver el vínculo entre la Física Cuántica y la riqueza? Hasta este punto puede ser que hayas venido diseñando tu vida al azar e inconscientemente.

Ahora vas a despertar y vas a hacerlo deliberada y concientemente con una dirección. 

Comencemos nuestro viaje por el campo cuántico…

¿De que está hecho tu cuerpo? De tejidos y órganos. 

¿De que están hechos los tejidos y los órganos? De Células.

¿De que están hechas las Células? De Moléculas.

¿De que están hechas las Moléculas? De Atomos.

¿De que están hechos los átomos? De partículas subatómicas.

¿De que están hechas las partículas subatómicas? ¿De Energía? No. No están hechas de Energía; son energía.

Tú eres un gran “trozo” de energía al igual que el resto de todas las cosas. El Espíritu y la Mente arman esta energía en la forma física en la que estás acostumbrado a verlas.

La Física Cuántica nos dice que el acto de observar un objeto causa que el mismo esté allí donde y cuando lo observamos. La Energía son las partículas subatómicas que a su vez constituyen los átomos y finalmente la materia. Esta energía existe como ondas esparcidas por el espacio y el tiempo. Solamente cuando se realiza una observación, las ondas se convierten en un evento localizado en el espacio tiempo, una partícula en un “tiempo” y un “lugar” específicos. En cuanto retiras la observación, se convierte nuevamente en ondas. Por lo tanto, como ves, tu observación, tu atención a algo y tú intención, literalmente crea esa cosa como un evento en el espacio tiempo. Esto es científico. 
En otro momento veremos como el enfoque, la concentración y el cuidado de la atención, la intención y el pensamiento crean exactamente tu realidad.

Ningún objeto es sólido. Está hecho de paquetes de energía que destellan rápidamente. Billones y Trillones de paquetes de energía. Aparecen y desaparecen del espacio donde “está” el objeto. No se quedan en el lugar.

Entonces, ¿porqué un cuerpo humano ó un auto parecen objetos sólidos y continuos cuando en realidad sabemos que son un campo de energía que destella rápidamente?
Piensa en una imagen de Televisión. Cuando miras una película y ves una persona que pasa caminando suavemente, en realidad es un rollo de película que gira a 24 cuadros por segundo, cada uno levemente distinto del siguiente, de manera tal que tus ojos no detectan la brecha entre los cuadros. Incluso cada uno de esos cuadros es una composición de billones de fotones destellando a la velocidad de la luz. Eso es lo que es nuestro mundo, un destello rápido que causa la ilusión de ser “sólido” y “continuo”.
Una vez que entiendes de que está hecho realmente tu mundo, verdaderamente comienzas a comprender su verdadero comportamiento y naturaleza. Es ahí cuando cambias tu perspectiva de él. Con tu cambio de percepción, cambias la creación de tu mundo y ese es el primer paso hacia la riqueza.

Todos los físicos están de acuerdo en una cosa: las partículas subatómicas, esos “paquetes” o cuantos, no son partículas en un punto específico del espacio y del tiempo, como lo son una mesa o una silla, sino que son una probabilidad de que existan en varios puntos del espacio y del tiempo.

El acto de nuestra observación los convierte en una partícula “física” en un punto específico del espacio y del tiempo y una vez que retiramos la atención, se convierten nuevamente en probabilidad.
Imagina que la silla en la sala de estar de tu casa es una gran partícula subatómica. Esta sería la manera en que se comportaría: cuando no estás en casa y no estás pensando en la silla, ésta “desparecería” y se convertiría en la probabilidad de “reaparecer” en cualquier parte de la sala ó, en realidad, en cualquier lugar del Universo.

Cuando regresas a tu casa y piensas en sentarte en una silla ubicada en un lugar específico de la sala de estar y buscas una silla en ese lugar, ¡aparece mágicamente! Esto no es una historia de fantasía mágica. ¡Las partículas subatómicas se comportan de esta manera!

Lo asombroso es que toda la materia está compuesta puramente de cantidades enormes de estas partículas. Por lo tanto, toda la materia actúa exactamente como lo haría un gran grupo de partículas subatómicas. 
El hecho de que la silla “esté ahí” es el resultado de nuestra observación de que está ahí y decidiendo que esté ahí. No es una existencia totalmente independiente.

Ningún tipo de materia existe completamente independiente del observador.
Como dicen algunos científicos, si todo el mundo y todo en el universo dejara de mirar a la luna ó de pensar en ella, no sería más una luna física, sería una probabilidad de existencia.

El acto de observación hace que la probabilidad se vuelva una cosa definida y convierte en nulas todas las otras posibilidades de estar en cualquier otro lugar del mismo mundo. La atención continua la mantiene de esa manera, produciendo la ilusión de una existencia sólida y continua de la luna física.

Los físicos también descubrieron que las “partículas” cuánticas toman decisiones. Están propulsadas por la inteligencia. No sólo eso, también saben, instantáneamente, qué decisiones han tomado las otras partículas ¡en cualquier parte del universo!

Este sincronismo a través del espacio y del tiempo es instantáneo: se “comunican” sin mediar ningún tiempo ni atravesar ningún espacio. En efecto, también se mueven instantáneamente sin tener que atravesar el espacio ó tomar tiempo. Pueden ir desde al punto A al punto B sin tener que cruzar el espacio entre medio y los puntos A y B pueden estar en diferentes tiempos. Recuerda que las “partículas” cuánticas no son partículas en el sentido que usualmente se le da a la palabra cuando uno piensa en una partícula.
No son “cosas” que están en un “lugar” particular y en un “instante”, están esparcidas por el tiempo y el espacio. 

Entonces, ¿Cual es la inteligencia que las propulsa?

Bien, es la Mente de la Fuente, Dios, Todo lo que Es, constituida proporcionalmente de tu propia mente “individual” y así como también de las mentes ”individuales” del resto del universo, dependiendo del tema, materia, visión y fortaleza de voluntad.

Piensa cuidadosamente sobre este tema. Piensa sobre el hecho de que todo lo que ven tus ojos está hecho de estas increíbles partículas que están bajo tu control. Piensa sobre los hechos científicos que prueban ahora que tú estás en la causa ó causa compartida, para todo lo que te rodea, que nada de lo que observas puede existir sin tu observación. Todo lo que necesitas hacer es elegir lo que quieres observar, elegirlo con certeza y consistencia y esto causará que el campo de energía se materialice en esa cosa en el “tiempo”, dependiendo de tu claridad, enfoque y certeza. Los científicos han descubierto que aún en los más estrictos experimentos de doble aislamiento, sus expectativas todavía influían en los resultados, concluyendo que es imposible llevar a cabo un experimento donde haya influencia cero por parte del observador.

Los paquetes cuánticos ó partículas se definen mejor como probabilidades de existencia. Por ejemplo, digamos que tienes un paquete cuántico llamado Sr. X. Antes de que pidas hablar con el señor X, no existe como persona.

Existe como una persona potencial. El Sr. X está por todo el mundo al mismo tiempo, con el potencial variable de aparecer en persona en Moscú, Nueva York, Kabul, Tokyo, Sidney, Ciudad del Cabo ó cualquier otra ciudad en el mundo. Ahora bien, cuando lo llamas por su nombre, aparece donde lo llamaste y la probabilidad de que aparezca en cualquier otra ciudad se vuelve cero. Después que terminas de conversar con él, desaparece y deja de ser una persona localizada, se desparrama como una onda y la probabilidad de aparecer en cualquier parte del mundo toma lugar nuevamente. Esa es la forma en que se comportaría un paquete cuántico llamado Sr. X. Ten en cuenta que todo en este universo está hecho de paquetes cuánticos.

Otra propiedad de los cuantos es que son multidimensionales.

Por lo tanto en el ejemplo anterior, cuando el Sr. X es una probabilidad, es multidimensional.
Cuando se localiza al llamarlo por su nombre, se convierte en una cosa en un mundo de cuatro dimensiones (nuestro mundo tal como lo conocemos es, en realidad, tetradimensional siendo sus dimensiones la longitud, el ancho, la altura y el tiempo). Esto es científico.
 Ahora puedes ver científicamente que nuestro universo es multidimensional a pesar de que nuestros sentidos solo sean capaces de detectar únicamente longitud, ancho, altura y tiempo como si fuesen las únicas dimensiones. No obstante eso, nuestras mentes son también multidimensionales. Escucha a tu alma, a tus sentimientos.

El mundo físico está hecho literalmente de ideas y energía. Si alguna vez sientes que no tienes poder considera esto: Einstein y
otros científicos cuánticos han probado que toda la materia física está hecha de paquetes de energía que no tienen límite en el espacio y en el tiempo.
Este campo de energía no tiene límites bien definidos. El universo es literalmente tu cuerpo extendido sin límites de espacio ni tiempo. La ciencia ha probado también que la mente no tiene límites. Todas las mentes están “conectadas” a un solo campo mental. Tú eres más grande y poderoso de lo que piensas. Entonces, deja de sudar por las pequeñeces.

Tú ya tienes todo. Se ha dicho que antes de que lo pidas ya se te ha concedido. La ciencia está comenzando a probar, a través de la física cuántica, que esto es científicamente verdadero. La infinita inteligencia y potencialidad a nivel cuántico, el nivel que constituye todo lo que nos rodea, y nuestra inherente habilidad de influir sobre este campo es lo que nos proporciona el “tenerlo todo”. Estamos comenzando a entender esto en una mayor escala tanto científica como espiritualmente.

Tú ya tienes toda la riqueza más allá de tus sueños más fantásticos. La tienes. Puede ser que no la estés viviendo en este momento pero la tienes. Tener y experimentar son cosas distintas. 

Una forma fácil de explicarlo es que tienes la capacidad de pilotear un avión, montar las olas ó bucear pero puede ser que no hayas experimentado este aspecto de tu habilidad. No hay nada que tengas que hacer para tener esta habilidad; ya está adentro tuyo. Ya se te ha hecho. Todo lo que necesitas hacer es experimentar esta habilidad. 

En nuestra vida, simplemente movemos la conciencia para experimentar aspectos de nosotros mismos que siempre hemos tenido e incluso algunos que ni siquiera imaginamos que existen. El campo cuántico puede formar una cantidad infinita de formas y experiencias a partir de eso. 

Aún más, ya lo ha hecho de esa manera. La página de este libro es sólo una de esas cosas, la palabra que estás leyendo es sólo una de esas cosas, el próximo pensamiento que vas a tener es sólo una de esas cosas pero aún así nunca podrías haber pronosticado que estarías experimentando estas páginas. Sin embargo, tu deseo de encontrarlas, ha causado que aparezcan en tus manos.

En verdad, siempre existieron. No necesitas predecir exactamente como van a funcionar las cosas, todo lo que tienes que hacer es desear, tener la intención y saber que es posible y todo se arreglará para que te llegue.

Muchos físicos que trabajan con partículas subatómicas están descubriendo varias cosas interesantes acerca del universo. Por ejemplo, han encontrado que dos partículas separadas por el tiempo y el espacio pueden estar “invisiblemente vinculadas” entre sí y actuar en sincronía.
También han averiguado que el mundo en el que vivimos parece estar construido como si se conociera a sí mismo. Esto parece haber sucedido “cortando” el Uno total en por lo menos dos estados, con un estado diseñado para ver y el otro para ser visto.

El que fue diseñado para ver está bajo la ilusión de la separación del que fue diseñado par ser visto. Es una ilusión necesaria y persistente pero en la realidad todo es Uno.
Todo el universo es creado con la participación y observación de aquellos que participan y observan. La riqueza es manifestada debido a que tú yo la estamos examinando. Tu certeza, tu fe y tu atención es lo que la crean. En realidad, ya existe como una onda de probabilidad, pero tú, causas que sea una cosa definida, un evento en un punto del espacio y del tiempo. Esto va aún más profundo. Ya existe como un evento pero la percepción del tiempo la hace aparecer “aparte” y “separada”. Una vez que entiendes lo que es el tiempo y como funciona, serás capaz de manifestar más rápido y en grandes cantidades.

Ahora vayamos a algo un poquito más complicado. Hemos visto que las partículas subatómicas existen como probabilidades y que cuando las observamos causan su localización en un punto particular del espacio y del tiempo. En otras palabras, una partícula tiene el potencial de estar en los lugares A, B, C y D.

Cuando observamos el lugar C, aparece en el lugar C y cesa de tener la posibilidad de aparecer en los lugares A, B y D hasta que dejamos de observar el lugar C.

Muy bien, una nueva escuela de pensamiento está estudiando la teoría de Everett-Wheeler-Graham que dice que los cuantos se localizarán en los cuatro puntos ¡ pero en diferentes mundos que coexisten con el nuestro! En otras palabras, todas las posibilidades se manifiestan realmente en lo físico ¡pero en mundos paralelos!

Hay evidencias de esto en las investigaciones realizadas por físicos que buscan signos de que el universo es un gigantesco holograma multidimensional.
 ¿Cómo funciona esto? Bueno, cuando una partícula tiene la probabilidad de estar en los lugares A, B, C y D no elegirá solamente un lugar para estar sino que elegirá estar en los cuatro, pero para que esto sea posible, el universo se “parte” en cuatro, sin que cada uno de ellos se de cuenta de los otros tres. 
En la mecánica cuántica, a esto se le llama la interpretación de los mundos múltiples ó universos paralelos.

Suena descabellado pero piensa un poco.
Es definitivamente posible porque nada es imposible para La Fuente, Dios. Muchas religiones nos dicen que aún antes de que lo pidamos ya se nos ha concedido.

También nos dicen que todo lo que pueda existir existe Ahora. Hoy en día también sabemos que el universo se parte ó mejor aún que crea la ilusión de la separación, de manera tal de que una “pieza” pueda ser la pieza observada y la otra pueda ser el observador para conocerse a sí misma.

El Uno se parte a sí mismo de manera que se pueda conocer a sí mismo y tener algo con que compararse. Cuando es solo Uno no tiene nada con lo cual compararse para saber lo que es.
Tu ser, tu espíritu ó alma, es eterna y existe a través del espacio y el tiempo. Ahora bien, la próxima decisión que tomes partirá el universo. Te volverás conciente de la parte del universo que elijas. Existirás en la otra parte que no elegiste, pero no estarás “despierto” en ella, a pesar de que sus esencias aún te lleguen y te ayuden a conocer lo que elegiste y viceversa.

Otras personas que eligieron el otro mundo que tú no elegiste estarán“despiertas” en él pero no aquí, en tu mundo. Ahora puedes ver como el libre albedrío funciona todo el tiempo sin entrar en conflicto con sí mismo y además, como es que una verdad puede ser aparentemente contradictoria y no obstante ser totalmente verdadera.
El universo también se “parte” en tu ser presente, tus seres pasados y tus seres futuros. Estás despierto a uno de esos seres a la vez (tu ser
presente) pero tus futuros seres, por ejemplo, son capaces de advertirle a tu ser presente de cosas por las cuales ya pasaron y nos les agradaron de manera de que tu no pases por lo mismo. 

Es una matriz muy compleja y constantemente cambiante. Toda la matriz se desplaza con cada decisión. La vida está constituida de procesos eternos que existen al mismo tiempo con todas las posibles existencias, en este momento.
Tú, solamente eliges una para estar despierto de instante en instante. La física está recién comenzando a probarlo. A propósito, el soñar es simplemente otro estado de conciencia.
Cuando sueñas estás en otro dominio, en otro mundo ó en otro tiempo.
¿Puedes entender ahora de donde vienen los sueños? Todo esto va a tener más sentido cuando comprendas lo que es el tiempo y como funciona.

Ahora sabemos que el universo se originó de una existencia similar a la de una partícula subatómica.  
Desde entonces se ha estado expandiendo a una velocidad más alta de la que te puedas imaginar. Se forman océanos, se forman mundos y cosas similares, todo por cortesía de la Física Cuántica.

Pero esto es aún más mágico. El universo está continuamente dando nacimiento a nuevos universos. Muchos físicos ven ahora evidencias de comportamiento acorde a la teoría de los universos paralelos y de varias interpretaciones de la Física Cuántica que existen a este efecto. La mayoría de los físicos creen que la nuestra es una existencia continua pero caótica ó azarosa, principalmente porque no han encontrado otra razón para la existencia. Pero te: ¿Qué papel juega el Espíritu? ¿Qué rol cumples tú, tu ser, tu alma? ¿Puede ser que tus elecciones sean la causa de esta fragmentación “caótica” de los mundos? A los físicos les agrada excluir de sus investigaciones al espíritu a pesar de que éste da nacimiento a la materia y no al revés.

Piensa un poco. Einstein es uno de los pocos físicos que se resistió a creer que todo ocurre de forma caótica ó azarosa. Dijo que se resistía a creer que “Dios juegue a los dados” Entérate de esto: el mundo cuántico es el mundo real.

El mundo que tú ves con tus ojos es simplemente una percepción imperfecta de un grupo de actividades cuánticas. Aún así, la actividad cuántica es causada por ti mismotú eres la Primera Causa. 
Nunca pienses que lo que ves con tus ojos es la Primera Causa- es sólo un efecto. Una buena ilustración de ello es el famoso experimento del gato de Schroedinger (propuesto por Erwin Schroedinger, a quien se le otorgó el premio Nobel de Física en 1933). Muestra lo que ocurre cuando se pone un gato en una caja con una botella de gas venenoso.
Se coloca un dispositivo dentro de la caja, el cual puede abrir la botella de gas y por lo tanto matar al gato. Luego uno cierra la caja de manera de que no se pueda ver lo que hay adentro. A propósito, el gas de la botella sólo se vuelve venenoso si un átomo radiactivo en particular, se descompone.

La Física Cuántica muestra que éste átomo radiactivo existe simultáneamente en los estados de “descomposición” y de “no descomposición” hasta el momento en que se lo mida (o sea hasta que abres la caja para ver si el gato está vivo o muerto). (Todo existe en todos los posibles estados hasta que lo observas) No puedes saber si el gato está vivo ó muerto sin abrir la caja. Mientras que la caja permanezca cerrada, el gato está, al mismo tiempo, tanto vivo como muerto. 

Por esta razón es que la Física Cuántica es tan localizados estados contradictorios existen al mismo tiempo! Es, en el momento en que uno abre la caja para verificar si se descompuso ó no el átomo radiactivo y por lo tanto si el gato está vivo ó muerto, cuando uno de estos dos estados se materializa.

Aún así, los físicos saben ahora que (1) sus expectativas y pensamientos influyen en los resultados y (2) la interpretación de los mundos múltiples ó universos paralelos nos dice que ambos ocurren pero el mundo se “parte” en ambos y nosotros tomamos, en algún nivel, aquello que elegimos.

Sabemos ahora que todo en el universo es una dualidad ondapartícula. Lo que esto significa es que todo, incluido tu cuerpo y tu auto, son
una onda y una partícula al mismo tiempo. No hay diferencia entre tú y la luz excepto por el hecho de que la luz tiene un longitud de onda diferente de la tuya pero eres aproximadamente lo mismo que la luz.


Esto lo dice actualmente la Física. Miles de años atrás, varios maestros espirituales nos dijeron lo mismo venimos de la luz. Tú eres luz.
 En efecto, si examinaras tu cuerpo con un microscopio encontrarías que más del 99% es “espacio”. El resto, la parte sólida, es sólo un conjunto de exactamente las mismas cosas de las cuales está compuesta la luz, de las mismas partículas subatómicas. En realidad, incluso el “espacio” está lleno de energía.

Tu mente, a partir del espíritu, mantiene al cuerpo “unido” como una unidad “sólida”. Tu mente hace lo mismo con otras cosas que te rodean. Toda la materia es armada usando información de la mente y de las mentes de aquellos que te rodean y del resto del universo.

La ecuación de Einstein E=mc² establece que la energía contenida en cualquier materia es igual a la masa de esa materia multiplicada por el
cuadrado de la velocidad de la luz (¡eso es un número muy grande!). Esto te muestra que 1) Aún las partes más pequeñas de la materia tienen una tremenda cantidad de energía dentro de sí (así es como funcionan las explosiones nucleares) y 2)

Tú y el resto de las cosas son solo energía ensamblada con información de la mente.

El mundo subatómico no es para nada estático. Es una increíble danza de interminable creación y destrucción, con partículas que se destruyen a sí mismas y en esa misma destrucción dan nacimiento a nuevas partículas.
La mayor parte de las partículas tienen una inimaginable vida corta (mil millonésimas de segundo). El universo completo se está recreando a sí mismo constantemente. Te puedes imaginar lo que significa que todo es barrido, limpiado y restaurado solo un poquito diferente cada trillonésima de segundo ó algo así. Muy bien, aquí hay otra cosa increíble: cuando una partícula es creada, ¡viaja instantáneamente a la velocidad de la luz!. Literalmente, venimos de la luz tal como lo cuentan muchos relatos sobre la creación. Una cosa más: las partículas se pueden mover hacia Adelante o hacia atrás en el tiempo. ¡Esta es la sustancia de la que tú estás hecho y sobre la cual tienes control!

No existe una cosa tal como el espacio vacío. Todo el “espacio” está lleno de energía – la misma energía de la cual estás hecho tú y el resto de las cosas. El caso es que tus cinco sentidos de vista, tacto, oído, olfato y gusto no detectan la gran variedad de otros tipos de formas que existen en el universo. En otras palabras, sólo puedes percibir formas que son detectables con tus cinco sentidos (al menos que hayas desarrollado otros sentidos). Esto no significa que esas formas detectables por los seres humanos, formas físicas sean las únicas cosas que existen en el universo

Piensa en el universo como un holograma. De cualquier manera, la idea de todo esto es saber que eres parte de un océano gigantesco de energía y que literalmente nada te separa de nada. La única “separación” que percibes es una ilusión causada
por las limitaciones de los cinco sentidos. Literalmente somos Uno. Somos un todo orgánico cuyas partes están cambiando todo el tiempo.
Cada parte puede mirar a las otras partes y cada parte tiene su propio nivel de conciencia y conocimiento. Aún así, el todo actúa exactamente como el todo, mientras que las partes actúan como parte del todo con propiedades individuales y con propiedades del todo.

El Dr. J.S. Bell, un físico del CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear ) en Suiza, encontró una prueba matemática en 1964 en la que mostraba que todas las partes “separadas” del universo están conectadas de una forma inmediata y cercana. Muchos experimentos muestran que las partículas separadas por el espacio y el tiempo saben de alguna manera lo que la otra está haciendo en el momento exacto en el que la otra partícula lo está haciendo. En otras palabras, no se comunican.

La comunicación toma tiempo y requiere un mensaje. Esto es diferente. Saben sin tener que comunicarse. Actúan simultáneamente como si estuviesen íntimamente conectadas de alguna manera a través del espacio y el tiempo, de una manera tal que no son afectadas por la separación de espacio y tiempo entre ellas.
Otra cosa muy profunda que muestra la construcción matemática de Bell es que la acción de una partícula subatómica depende de algo que le está sucediendo en otro lugar a otra partícula subatómica.
En otras palabras, todos los eventos subatómicos son efectos de otros y causas de otros tantos. ¡Esto pone bajo una luz completamente diferente la ley de causa y efecto, del karma y del cosechar lo que siembras! Las leyes de causa y efecto, el karma, no solo espiritual sino que también es científica.

Hemos venido diciendo que todos los pensamientos del universo, individuales y colectivos causan que la energía se “configure” en la realidad
física que experimentamos. Esto es así, pero hay una causa aún más fuerte. Esta es el ser – el estado del ser. Hay muchos estados del ser tales como ser feliz, ser rápido, ser rico, etc. Esta es la causa más fuerte, la Primera Causa de todo. Esto es así debido a que es la declaración de Espíritu, del ti mismo. A partir de un estado se generan pensamientos propios de ese estado.

Aquí hay otra forma de entender como es que todos somos uno: la Ciencia muestra que nosotros mismos y todas las cosas están hechas de
energía e intercambian energía con todas las demás cosas, todo el tiempo y de una manera muy compleja.

La energía es el bloque constructivo de toda la materia. La misma energía de la que está compuesta tu carne es la misma de la que están compuestos los ladrillos de tu casa y los árboles que están afuera. No hay “energía del árbol” y “energía del hombre”. Todo es la misma energía. La energía está constantemente fluyendo, cambiando de forma todo el tiempo. Esto es una explicación muy simplificada de una cosa bastante compleja.

A nivel cuántico, todo se parece a una gran pileta de “sopa” de energía, un océano de energía que está siempre fluyendo, un océano que tiene diferentes concentraciones y esencias en varios puntos.

Imagina un océano con una zona caliente, una zona turbulenta y así sucesivamente. (El océano representa la “sopa de energía” y las zonas representan los varios objetos físicos tales como tu cuerpo ó un árbol).

La zona caliente intercambia moléculas con el resto del océano. La zona turbulenta también intercambia moléculas de agua con el resto del océano pero la esencia de esa zona caliente permanece caliente y la de la zona turbulenta permanece como tal. Hay intercambio y flujo a nivel molecular pero en un nivel más elevado las zonas permanecen calientes ó turbulentas a pesar de que las moléculas que la componían hace un momento ya se han ido y se han reemplazado por otras de otras regiones.

 Las moléculas en la zona caliente cambian pero la esencia de las características de esa zona permanece caliente. Las características de una región pueden permanecer iguales a pesar de que las partículas que forman esa región son siempre diferentes, entrando y saliendo de y hacia otras regiones. Esta es la manera en que somos a nivel cuántico, un gran campo de energía interconectada con localizaciones de características. 
Compartimos la misma energía con todo lo demás y no obstante eso asumimos características únicas. Es una matriz muy compleja, una telaraña compleja.
Ahora pongámoslo un poquito más complicado que el ejemplo del océano ya que éste no nos sirve más para nuestra explicación.
Imagínate ahora que hay dos personas en una habitación. Ambas están deprimidas y tristes. Sus niveles de energía son bajos. Una de ellas cuenta un chiste y la otra se ríe. La persona que contó el chiste causa que la otra persona que se empezó a reír eleve su nivel de energía y se vuelva más vibrante. 

Esto causa que el que dijo el chiste también se ría porque hay una nueva alegría en el aire y están compartiendo un chiste. La persona A causó un cambio en la persona B y esto retornó para causar un cambio en A.

¿Has notado como te sientes bien después de que le cuentas chistes a mucha gente y mejor que si se lo contaras a una sola persona? Esa gente toma el chiste que contaste y se lo cuenta a otros amigos y éstos se lo cuentan a amigos de sus amigos y se desparrama.
Bueno, el Universo es mucho más complicado que eso. Un cambio en una parte de ese gigantesco campo de energía se propaga y causa cambios en las partes próximas a él y éstas causan cambios en las zonas próximas a si mismas y el efecto ¡se continúa para siempre! ¿Puedes imaginarte eso? ¡Tu sonrisa cambia la composición de todo el universo! ¡Científicamente! Tu enojo también hace lo mismo. Cualquier cosa que haces, cualquier pensamiento que tienes, se propaga para siempre y cambia la composición de todo el universo sin
importar que tan pequeño sea el cambio.

Ahora aquí va algo que es aún más interesante. Debido a que tú eres parte de ese universo, esa propagación, como un rizo, te vuelve a ti dándote un toque de una esencia similar. Causas un cambio en el campo de energía que te rodea y éste se propaga tocando todo y por supuesto como reacción ¡todo te vuelve a ti multiplicado! 

Esto es similar a lo que ocurre con los rizos que se forman como círculos en expansión cuando pones el dedo en un vaso con agua. Pero, en nuestro caso esas ondas siguen para siempre y también se chocan con otras localizaciones de energía, causan cambios en ellas, éstas reaccionan, por así decirlo, envían sus propias ondas y estas ondas rebotadas te llegan a ti, te cambian y tú reaccionas y esta increíble danza sigue para siempre. 

Esta es la forma en que, científicamente, funciona la ley de causa y efecto y lo hace de manera multiplicativa. Esto sucede a nivel de energía y a nivel espiritual. En ambos casos, el mejoramiento de un individuo en el sistema causa un mejoramiento de todo el sistema y un mejoramiento de todo el sistema causa un mejoramiento en el individuo. La inversa también es cierta. Suponiendo que dejáramos constantes todas las demás cosas, un individuo y una sociedad lograrán tener riqueza y felicidad en la medida que entiendan de que está hecho el universo y aprendan a controlar la creación.

Esa es nuestra breve introducción a la substancia de la cual estamos hechos. No te preocupes si algo no tiene sentido – va a tener sentido más adelante, a medida que sigas leyendo y encuentres otros temas que se le relacionen.

Para ser rico no necesitas ser un maestro de la Física Cuántica. Es suficiente con este capítulo. El objetivo del mismo era simplemente mostrarte de que está hecho realmente tu mundo y comenzar a mostrarte que está bajo tu control. El resto de este libro te mostrará como ejercitar el control y leer el retorno que te da.
En caso que desees aprender más específico sobre Física Cuántica puedes visitar el sitio en castellano: 

http://www.cc-convergence.net/es/home.htm 

La Física Cuántica muestra que el mundo no es la cosa dura e incambiable como aparenta ser. En lugar de ello, es un lugar muy fluido que se construye continuamente usando nuestros pensamientos individuales y colectivos y estados del ser como sociedad, país, familia, planeta, sistema solar ó universo. Hemos comenzado a destapar la ilusión.

Extraído de (da click en la imágen de hasta arriba para ver el crédito)
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter Siguenos en YouTube Siguenos en RSS
free contadores visitas Free counter and web stats